TRUCO PARA QUE EL PEREJIL SE CONVERVE POR MUCHO TIEMPO FRESCO
PARA VER LA RECETA O LA INFORMACION BAJE MAS PARA BAJO HAY ENCONTRARAS TODO

Mantener el perejil fresco por más tiempo en la nevera requiere algunos cuidados específicos. Aquí tienes algunos consejos para prolongar la frescura del perejil:

  1. Almacenamiento adecuado:
    • Envuélvelo en papel de cocina o una toalla de papel ligeramente húmeda. Coloca el perejil en el interior de una bolsa de plástico perforada para permitir cierta ventilación.
    • También puedes guardar el perejil en un frasco de agua, similar a un ramo de flores. Cubre las hojas con una bolsa de plástico y guárdalo en la nevera.
  2. Temperatura y humedad:
    • Asegúrate de que la nevera esté a una temperatura de alrededor de 0-4°C, ya que temperaturas más bajas pueden dañar el perejil.
    • La humedad excesiva puede hacer que el perejil se pudra, así que evita almacenarlo en un lugar húmedo.
  3. Corte adecuado:
    • Si has comprado perejil fresco en un manojo, corta los extremos del tallo y sumérgelos en agua antes de almacenarlos en la nevera.
  4. No laves antes de tiempo:
    • Evita lavar el perejil antes de almacenarlo, ya que el exceso de humedad puede provocar la descomposición.
  5. Uso de contenedores herméticos:
    • Algunas personas prefieren almacenar hierbas frescas en contenedores herméticos para preservar la frescura y evitar que se absorban olores no deseados de otros alimentos en la nevera.
  6. Revise y elimine las hojas marchitas:
    • De vez en cuando, revisa el perejil y retira cualquier hoja que esté marchita o descomponiéndose.

Siguiendo estos consejos, deberías poder mantener el perejil fresco durante un período más prolongado en la nevera. Recuerda que, aunque estos métodos pueden ayudar, el perejil seguirá siendo más fresco durante un tiempo limitado, así que trata de usarlo pronto para aprovechar al máximo su sabor y valor nutricional.


Un truco adicional para prolongar la frescura del perejil en la nevera es seguir estos pasos:

  1. Congelación en cubitos de hielo:
    • Pica el perejil finamente y colócalo en los compartimentos de una bandeja de cubitos de hielo.
    • Cubre el perejil con agua y congela. Esto creará cubos de perejil que puedes usar fácilmente al cocinar.
  2. Bolsas con cierre hermético:
    • Coloca los cubitos de perejil en bolsas con cierre hermético antes de congelarlos para evitar que absorban olores del congelador y para protegerlos contra la quemadura del congelador.
  3. Dosificación conveniente:
    • Cuando necesites perejil para tus recetas, simplemente saca un cubo congelado y agrégalo directamente a tus platos. El perejil picado congelado conservará su sabor y frescura.

Este método es útil si deseas conservar el perejil durante un período más largo y no tienes la intención de utilizarlo fresco en ensaladas u otros platos crudos, ya que la textura puede cambiar después de la congelación. Sin embargo, para salsas, sopas y guisos, los cubitos de perejil congelados son una opción práctica y conservarán gran parte del sabor.